jueves, 13 de octubre de 2011

"Domus Viridis" de Patrizia Marruffi


Ediciones Bablé en su colección Torre Mirador nos brinda este segundo poemario de la escritora y traductora de origen italiano Patrizia Marruffi. Su título, Domus Viridis (que trae a la mente La casa verde de Mario Vargas Llosa) es muy explícito respecto a su contenido.

Se trata, en efecto, de un libro de poemas estructurado en cuatro partes dobles (Media sombra, Luz parcial, Luz directa, El jardín) que contiene poemas cuyos títulos reflejan siempre el nombre científico latino de alguna planta. Hay un poema inicial, Laurus nobilis, que alude a la poesía, materia del libro, encarnada en el laurel que coronaba a los poetas en la Antigüedad.

Esta conexión entre botánica y poesía queda bellamente enmarcada por la cita de Giovanni Pascoli que precede al citado poema, y que permito traducir en parte: "la flor tiene como una miel que embriaga el aire; un vapor suyo que baña el alma de un olvido dulce y cruel". Botánica y sentimiento poético se enredan mutuamente, como yedras, formando un conjunto que aúna, en muchas ocasiones, la descripción parcial de la planta en cuestión (no falta la  nota enciclopédica o el consejo práctico de conservación) con recuerdos o intuiciones de la autora asociados a las flores, en una escritura que destaca por su sencillez y transparencia, y que hace casi inevitable pensar en esos haikus en los que la brevedad y sencillez van de la mano de la densidad del sentido. El tradicional espacio poético que constituye el jardín permite a la autora construir una obra de muy agradable y sabia lectura.
He aquí un ejemplo de su arte, en el poema titulado Rosmarinus officinalis:

Debe ser martes, o viernes.
Alguien incendia ramitos
alargados con flores azules desvaídas
para espantar los espíritus malos.
Al olor extendido acuden las vecinas
a charlar por las ventanas


Reseña: José Miguel Domínguez Leal

No hay comentarios:

Publicar un comentario