domingo, 24 de junio de 2012

domingo, 17 de junio de 2012

"EL EJE IMAGINARIO" DE ROSARIO TRONCOSO


"El eje imaginario" es el último libro de poemas de Rosario Troncoso (Cádiz, 1978), que es ejemplo de una gran madurez creadora. El poemario está dividido en tres partes llamadas Fin, Ráfagas de luz, y Principio. Son partes bien diferenciadas temáticamente; en la primera, los poemas tienen un tono más oscuro y apocalíptico, que la poeta sabe traer al terreno de lo cotidiano, salvándolos así de cualquier grandilocuencia, y dotándolos de una gran fuerza evocadora; la segunda parte está dedicada a la evocación de la infancia, y de la naturaleza a través del retrato de un gato, que se vuelve medida y ejemplo de nuestros actos ("Llegabas con lisonjas / a prometer lealtad [...] Y con tu actitud defines al mundo. / Aunque el instinto te exime de culpas"), así como a la poesía y a los poetas, a los que se mira con amor no exento de realismo.
En la última parte, llamada Principio, la poeta gaditana nos ofrece una serie de intensos y hermosos poemas de amor, entendido como el origen de todo, que lleva a la poeta a un emocionado saludo de su próxima maternidad, y a cerrar el libro con un hermoso poema dedicado a su compañero, que tiene la magia de volver lo cotidiano pura poesía:

POST IT

Te dejo aquí las llaves de mi vida
y pan con chocolate.

No llegues tarde, me asusta tu ausencia.

Caliéntame un poco de leche, amor.
Prepárame la cama.
Recuérdame y trae fresas.

En la nevera hay algún beso de ayer.

Volveré pronto. Enciende todas las luces.

ÚLTIMA SESIÓN DEL CLUB DE LECTURA DEL CURSO


Con variadas recomendaciones por parte de los asistentes, desde Bakunin hasta el cómic, pasando por la poesía o Ray Bradbury, el club de lectura cierra sus citas de los lunes hasta el próximo curso, con el hambre de lectura intacta para los meses de verano.

lunes, 11 de junio de 2012

"PÁGINAS EN BLANCO" DE NICANOR PARRA


El poeta Nicanor Parra nació en Chile en 1914, y a lo largo de más de 50 años ha desarrollado una intensa actividad poética, rica en formas (el poema, el antipoema, el artefacto, el chiste, el ecopoema, el poema objeto, el discurso), y nunca conformista. En su libro Poemas y antipoemas (1954) expuso las características esenciales de su poética, en la que el antipoema viene definido como un poema tradicional enriquecido con humor negro y la savia surrealista, aunque frente al optimismo radical del surrealismo sobre las posibilidades del arte para liberar al hombre, la antipoesía ofrece una búsqueda desesperanzada, un espacio cuyo giro final tiende a ser escéptico, y sus características fundamentales son la ruptura del hermetismo, desmitificación de la figura del poeta, uso del humor, y atención a la relación con el lector.
A partir de los años 70, su obra ofrece una dirección nueva para lo antipoético, el llamado "artefacto". Dando título a su "libro" de 1972, los artefactos son tarjetas postales sin numerar presentadas en una caja de cartón que combinan códigos lingüísticos y visuales (dibujo, fotografía, caligrafía, infografía). Se trata, por tanto, de textos autosuficientes de gran brevedad que destacan por su eficacia verbal, pues el autor elabora y reelabora refranes, proverbios, aforismos, sentencias, epigramas, slogans, chistes o titulares de diarios.
En su poesía, en fin, no sólo se anula la separación jerárquica entre "alta" y "baja" cultura, sino que también se participa de la presencia antónima de lo serio y lo banal, como afirma M.ª  Ángeles Pérez López, autora de la introducción de esta antología del poeta chileno, que ha obtenido el Premio Cervantes 2011, y es postulado para el Premio Nobel de Literatura.