sábado, 11 de mayo de 2013

TEATRO EN EL IES DRAGO


El Taller de Teatro del IES Drago, bajo la dirección de Pedro L. Vicente, ha representado este curso Las bicicletas son para el verano de Fernando Fernán Gómez los días 2, 3 y 8 de mayo. Este espectáculo suponía un reto hacia tiempo para el grupo de teatro; desafío que ha sido felizmente superado a cargo, como es de rigor, de alumnos del centro, en los papeles dramáticos, así como en la música en directo, bajo la dirección de Enrique Rodríguez; asimismo, la labor del equipo de vestuario, atrezzo, sonido, luminotecnia y puesta en escena ha resaltado la brillantez del espectáculo ofrecido, que supo ser calurosamente apreciado por el numeroso público asistente.









POESÍA EN EL DRAGO


El pasado jueves 18 de abril se produjo en el salón de actos del IES Drago una lectura poética a cargo de los autores y profesores del instituto Rosario Troncoso, José Miguel Domínguez Leal, Cristina Ruiz y José Manuel Benitez Ariza, así como un recital del rapero Shungo, nombre artístico de Daniel Marí Oca, alumno del centro. El acto fue presentado por el afamado escritor Benítez Ariza, y los poetas leyeron composiciones propias ya publicadas, y/o inédita, que obtuvieron una cálida acogida del público presente; como digno colofón del acto, el Shungo interpretó a la guitarra varias composiciones propias, que fueron muy aplaudidas.

"El GRITO DE LA GAVIOTA" DE EMMANUELLE LABORIT



Si quieres conocer el mundo de la comunidad sorda y de la discapacidad auditiva, puedes leer el libro "El grito de la Gaviota", de Emmanuelle Laborit. Emmanuelle es una persona sorda que nace en Francia en el año 1971, y cuenta sus experiencias en las diferentes etapas de su vida. Podemos diferenciar 4 etapas diferentes:

1ª Etapa: Desde que nace hasta los 7 años

Cuando a Emmanuelle le diagnosticaron sordera profunda, no le enseñaron la lengua de signos. Solo recibía logopedia, con el objetivo de que pudiera hablar. En esta etapa, la vida de Emmanuelle es confusa, porque no tiene un lenguaje que le sirva para estructurar su pensamiento. No entendía el significado del tiempo (pasado o futuro), no comprendía su entorno, y además, no podía comunicarse con su familia, solamente con su madre a través de gestos y mímica. Tampoco comprende lo que significa ser una persona sorda porque no tenía modelos de adultos sordos. Emmanuelle explica que para entender algo, necesita verlo; por eso, las personas sordas deben tener acceso a un lenguaje que se adapte a sus necesidades, es decir, un lenguaje que debe ser gestual, manual y espacial, para que su desarrollo sea completo.

2ª Etapa: 

Cuando tenía 7 años, Emmanuelle tiene contacto con personas sordas, que le enseñan la lengua de signos, y también le sirven de modelo. Entonces, empieza a comprender la realidad y a comunicarse con su entorno. A partir de ahí, Emmanuelle entiende que es sorda, entiende que pertenece a una comunidad y desarrolla una identidad de verdad. En ese momento, tiene un lenguaje para estructurar su pensamiento gracias a la lengua de signos. Sin embargo, el colegio al que va es oralista, y la lengua de signos está prohibida. 


3ª Etapa:

La tercera etapa es la adolescencia, de los 13 a los 17 años. Para Emmanuelle, esta es una etapa complicada, porque no está de acuerdo con el modo en que la sociedad trata a la comunidad sorda. No participa en el colegio, tiene problemas en casa y tiene algunas conductas peligrosas, por ejemplo, roba y consume alcohol. En esta etapa, Emmanuelle tiene mucho contacto con jóvenes sordos, porque con ellos se siente cómoda y libre, ya que pueden comunicarse fácilmente.


4ª Etapa:

La cuarta etapa es a partir de los 17 años, cuando empieza a pensar en su futuro. Emmanuelle decide estudiar bachillerato y hacer teatro. En esta época, también trabaja cuidando niños, y participa en una asociación como voluntaria dando información a las personas sordas. Durante 3 años estudia bachillerato, y cuando aprueba, ensaya para el teatro y estrena la obra. En esta obra, Emmanuelle obtiene un gran éxito y reconocimiento.

Durante todo el libro, Emmanuelle defiende el bilingüismo, es decir, conocer la lengua de signos y la lengua oral, para integrarse en la sociedad. Además, ella expresa constantemente que desea la unión de los dos mundos, de la comunidad sorda y la comunidad oyente.
El grito de la gaviota es un buen libro, porque muestra cómo la comunidad sorda ha luchado para conseguir una identidad propia. Muchas veces no nos damos cuenta de que creamos barreras entre el mundo sordo y el oyente, y podemos llegar incluso a discriminarlos.


Raquel Bonassi
Profesora del IES Drago.